BAUTISMO

El Bautismo es el primero de los siete sacramentos de la Iglesia, ya que por el Bautismo entramos en la vida nueva de los hijos de Dios en el seno de la Iglesia. Es la puerta por la que entramos a formar parte de la gran familia eclesial y empezamos el camino para ser sinceramente discípulos de Cristo.

El templo parroquial ofrece este servicio los primeros domingos de cada mes, a partir de las 13:30 horas.

Se ha creado un Equipo de Pastoral Prebautismal, para que en todo momento los padres y padrinos se sientan arropados por parte de la Comunidad Cristiana en este acto.  Se les propone una pequeña catequesis de reflexión, sobre el significado del sacramento del bautismo, sobre la preparación del rito bautismal y explicación de las intervenciones del padre, madre y padrinos.

benissa sacramento bautismo

Esta pequeña catequesis se ofrece el miércoles de la semana anterior al Bautismo, después de la eucaristía de la tarde, en el Centro Parroquial “Luisa Vives”.

COMUNIÓN

Desde primero de Primaria el niño inicia el proceso de educación en la fe en el seno de la comunidad cristiana a través de la catequesis parroquial.

La Parroquia cuenta con la Catequesis de Comunión de 1º, 2º y 3º, y además con la Catequesis Familiar de Comunión, donde esta formación es compartida con los padres, las madres y/o familiares.

Debido al número de niñas y niños que desean realizar este sacramento, se ofrecen tres turnos durante el mes de mayo para que se realice la primera comunión de los niños y las niñas.

Libremente se pueden apuntar a cualquiera de las dos eucaristías dominicales o la eucaristía del sábado.

comuniones parroquia benisa

CONFIRMACIÓN

Es un nuevo paso hacia el camino cristiano, un nuevo paso que confirma lo que hemos recibido en el Bautismo; nos une más plenamente a Dios, nos hace vivir más a fondo su vida y hace falta nuestra respuesta. Se nos da el Espíritu Santo, para que nos llene del todo y nos haga semejantes a Jesús.

La parroquia ofrece dos catequesis para acceder a este sacramento: por el Grupo Juvenil “Life Teen” y por Equipo de Confirmación de Adultos.

Cuando se acerca la celebración de Pentecostés o bien primordialmente en tiempo de pascual, la parroquia ofrece el dar a este sacramento a quienes se han preparado para ello.

El obispo o alguno de los vicarios generales o episcopales, se acercan al Templo Parroquial para que a través de una eucaristía otorgue este santo sacramento.

PENITENCIA

La celebración de la Reconciliación, el sacramento de la Penitencia, puede ser un momento importante en la vida de cada cristiano, ya que ahí están en juego dos ejes básicos de la vivencia cristiana: el reconocimiento de que arrastramos mucha infidelidad al proyecto de amor que el Señor nos encomendó y la confianza firme en que la misericordia, el perdón y la gracia que Dios quiere darnos es más fuerte que nuestra infidelidad.

El templo parroquial tiene abierto este servicio media hora antes de la celebración de cada eucaristía. No obstante en cualquier momento se puede pedir en el despacho parroquial este sacramento para dar hora para realizarlo.

Antes de las grandes festividades del tiempo litúrgico, se realizan sesiones penitenciales comunitarias y se anuncian días y horas para que la comunidad cristiana pueda realizar su contrición, penitencia y examen de conciencia.

UNCIÓN DE ENFERMOS

La unción se da a aquellas personas que están en peligro por razón de enfermedad o ancianidad. Por tanto, en peligro de muerte. También se puede administrar antes de una operación quirúrgica ocasionada por una enfermedad peligrosa.

Si algún o alguna feligresa conoce a alguien que se encuentre en esa situación puede pasar por el despacho parroquial para solicitar que el párroco asista al lugar donde se encuentre el o la enferma o el anciano o anciana, para recibir este santo sacramento.

COMUNIONES FUERA DEL TEMPLO

Cuando llega la ancianidad, la enfermedad  u otros impedimentos muchos miembros de la Comunidad Cristiana de Benissa sienten la necesidad de recibir la comunión en sus casas.

La residencia de ancianos de la población es atendida por el párroco dado que se celebra una eucaristía semanal y los días festivos.

La parroquia ofrece este servicio para todos aquellos feligreses que lo soliciten través del párroco de la parroquia, las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada y el Equipo de Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión.

MATRIMONIO

En el sacramento del Matrimonio, la Iglesia confiesa y celebra la alianza de amor entre Cristo y la Iglesia en el amor de los esposos. Expresa, a la vez, que el amor lo recibimos de Dios en el otro; así, el otro se convierte, en su diversidad y libertad, en un don de Dios para mí. Esto se significa en el momento del consentimiento de los novios y en el momento de recibir la bendición de Dios. En concreto, el sacramento del Matrimonio es un don de Dios, el don de ser con el otro uno solo en el amor recibido y dado, sin dejar de ser el que cada uno es.

La parroquia cuenta con un Equipo de Pastoral Matrimonial, que realiza unas catequesis previas al matrimonio. Se trata de acoger a los novios para que se sientan unos miembros más de la comunidad cristiana, facilitándoles los preparativos matrimoniales y hacerles reflexionar sobre la vida matrimonial y familiar.

santo sacramento matrimonio